Últimos temas
» Un Super Manual
Jue Jun 22, 2017 12:03 pm por turokoscar

» Crias mini corydora - cory pigmea
Miér Jun 21, 2017 11:30 pm por migueldx50

» enquitreidos ayuda como mantener la cepa ??
Miér Jun 21, 2017 6:22 pm por daniloxD

» AYUDA URGENTE CON MI AJOLOTE
Miér Jun 21, 2017 10:00 am por arqerika

» Buenas a todos para los nuevos
Dom Jun 18, 2017 3:33 am por Ardariel

» Ayuda como sacar linea pura
Dom Jun 18, 2017 12:31 am por racso

» Busco planorbis
Sáb Jun 17, 2017 6:46 pm por daniloxD

» Almejas de agua dulce, intercambio informacion
Sáb Jun 17, 2017 1:09 am por eduardo395

» ACUARIOS 2017 Actualización de ACUARIOS PARA CONOCER POR DISTRITO
Jue Jun 15, 2017 6:06 am por turokoscar

» Cambio de grindal por plantas acuáticas, San Juan de lurigancho
Miér Jun 14, 2017 9:02 pm por racso

» MI GUPIS ESTA PREÑADA
Mar Jun 13, 2017 3:45 pm por eduardo395

» Intercambio Betta macho rojo
Mar Jun 13, 2017 3:44 pm por eduardo395

» Alguna vez han traido peces de colombia o venezuela
Mar Jun 13, 2017 3:41 pm por eduardo395

» busco pecera de 50cm
Mar Jun 13, 2017 8:19 am por Xxminazo

» QUIERO IR A PESCAR
Mar Jun 06, 2017 5:26 pm por Hipocampus21

» alguien interesado en hacer un grupo para ir de pesca lima
Mar Jun 06, 2017 5:18 pm por Hipocampus21

» COMO PREPARAR EL SUSTRATO NUTRITIVO?
Mar Jun 06, 2017 4:53 pm por Xxminazo

» Desinfección total de acuario.
Mar Jun 06, 2017 4:49 pm por Xxminazo

» CONOCIENDO A LOS FORISTAS ACUAMIGOS
Mar Jun 06, 2017 4:47 pm por Xxminazo

» Doy mis peces en adopcion Arequipa
Mar Jun 06, 2017 4:45 pm por Xxminazo

» Nuevo en el foro
Mar Jun 06, 2017 4:43 pm por Xxminazo

» HEMIANTHUS PARA INTERCAMBIO
Mar Jun 06, 2017 4:42 pm por Xxminazo


Tratamiento Sistémico a través del alimento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tratamiento Sistémico a través del alimento

Mensaje por Ridberth el Mar Jul 26, 2011 9:49 am




Métodos.

La incorporación de un medicamento al alimento con objeto de tratar las enfermedades sistémicas, plantea otros problemas diferentes a aquellos que se han descrito en los tratamientos externos. El pez tiene que ingerir el alimento medicado y, en general, uno de los primeros síntomas de enfermedad es la falta de apetito. Es por tanto necesario un rápido diagnóstico, pero, aunque están en período de inmunodifusión e inmunofluorescencia (Chen et al., 1974), el criador no puede, en general, conocer la identificación específica del patógeno responsable antes de tres a cuatro días, aún cuando pueda contar con los servicios de un laboratorio de diagnóstico cualificado. Es fácil solucionar este problema empleando medicamentos con amplio espectro de acción y, teniendo en cuenta que casi todas las bacterias patógenas para el pez son Gram - negativas, se recomienda recurrir a aquellos productos que tengan actividad sobre la mayor parte de estas bacterias. Los patógenos Gram - positivos del pez son mucho de los efectos tóxicos y los efectos terapéuticos que se quieren alcanzar en el medio sanguíneo.

La ración alimentaria dependerá de diversos factores, como son la actividad del medicamento, la temperatura del agua y la estación del año, aunque la variación en el apetito de los peces enfermos y el aparente rechazo del alimento medicado, incluso por los peces sanos, hace difícil predecir cuánto alimento van a consumir realmente los peces. La disponibilidad de medicamentos en algunos países presenta otra dificultad en razón de que ciertos productos terapéuticos no pueden emplearse más que bajo prescripción de un veterinario especialmente cualificado que justifique el uso clínico.

Esta restricción y regulación se justifica plenamente y debe respetarse siempre, ya que es fundamental reducir los riesgos de aparición de cepas resistentes de bacterias patógenas, tanto para el hombre como para los animales.

La incorporación de medicamentos a la dieta alimenticia puede ocasionar inconvenientes de tipo práctico. Los fabricantes de alimentos suministran piensos medicados o están dispuestos a preparar partidas especiales de acuerdo con las necesidades del cliente, siempre que solicite una cantidad suficiente.

Como sistema alternativo se pueden añadir los medicamentos a los alimentos que se utilizan en la explotación, es decir, incorporando una masa acuosa que contenga el medicamento al triturado de peces si la dieta es a base de pescado fresco, o bien bañando los gránulos secos con una mezcla de gelatina o en una masa de aceite de maíz que contenga a su vez los medicamentos, en cuyo caso los gránulos los absorben al secarse. Estos métodos sólo deben aplicarse inmediatamente antes de su distribución, ya que algunos antibióticos se desnaturalizan dentro de un plazo de veinticuatro horas después de su manipulación.

Finalmente, debe existir siempre una norma estricta que limite la comercialización de peces recién medicados. Aunque no suelen regir leyes al respecto, los piscicultores se encuentran frente a una importante obligación moral de no vender dichos peces al menos hasta un mínimo de cuatro semanas después del tratamiento, tiempo necesario para que los antibióticos se eliminen de los tejidos de los peces tratados. En caso contrario, podría inducirse una resistencia a antibióticos en la flora bacteriana del consumidor.

Indicaciones y Dosis.


Infecciones Bacterianas.

Históricamente la quimioterapia de las enfermedades piscícolas se desarrollo en Estados Unidos después de la segunda guerra mundial. Se emplearon sulfamidas tradicionales para combatir brotes de furunculosis en peces de agua dulce (Snieszko y Friddle, 1952). Todavía se emplea la sulfameracina, recomendando su uso a una dosis diaria de 22 g/ 100 kg de peces durante su primer día de tratamiento, que después se rebaja a 11g/100 kg durante los cinco - diez días siguientes. Las sulfamidas tradicionales tienen la ventaja de su bajo costo, pero pueden causar problemas de toxicidad renal y provocar una pérdida de apetito. En la década de los 60 aparecieron cepas de Aeromonas resistentes a las sulfamidas, lo que estimuló a buscar otros productos quimioterápicos eficaces, y así empezó el uso de los nitrofuranos.

Hoy en día se dispone de una amplia gama de nitrofuranos, de los que la furazolidona es la más accesible para el tratamiento de peces. Suelen incorporarse a las dietas en premezclas más o menos activas, según indicación veterinaria. La dosis recomendada es de 11 g (producto activo) / 100 kg de peces durante cinco - diez días. Los nitrofuranos son generalmente más costosos que las sulfamidas, pero sin embargo dan resultados más satisfactorios al ser menores los problemas de toxicidad y de pérdida de apetito.

En los últimos años, se ha generalizado el empleo de las sulfamidas potenciales para el tratamiento de peces. Incorporadas en combinación con una sulfamida tradicional, se incrementa su actividad terapéutica a una dosis menor sin ningún peligro de provocar los típicos efectos de toxicidad e inapetencia habituales con el uso de las sulfamidas tradicionales.

Las dosis diarias recomendada es de 5,5 g de una mezcla 5: 1 de una sulfamida tradicional, como por ejemplo sulfadiacina, y una sulfamida potenciada, por ejemplo trimetoprin, por cada 100 kg de peces durante cinco - diez días. (Mc Carthy, comunicación personal).

De todos los antibióticos conocidos, la oxitetraciclina es el medicamento de elección contra la vibriosis y las enfermedades ulcerativas de los peces. Actualmente está muy extendido su uso en forma de premezcla para aplicación veterinaria. La dosis diaria recomendada es de 7,5 g (producto activo)/ 100 kg de peces durante cinco - quince días.

El nifurpirinol ya se citó anteriormente y puede aplicarse como tratamiento contra las vibriosis sistémicas, aplicado mediante baño durante una hora a una dosis de 10 mg (producto activo) / litro (Pearse et al., 1974). En algunos casos se hace necesario repetir este tratamiento varios días consecutivos.

La terapia de la enfermedad bacteriana del riñón por corynebacterias (BKD) plantea problemas especiales en razón de su naturaleza crónica. Se aplicó el tratamiento con sulfamidas, pero la medicación más eficaz hasta la fecha la proporciona la eritromicina, añadida al pienso a una dosis diaria de 9 - 10 g/ 100 kg de peces (Snieszko y Griffin, 1955). Este antibiótico actúa sólo deteniendo la enfermedad, por lo que se hacen necesarios tratamientos intermitentes durante largos períodos de tiempo.

La infección secundaria por Aeromonas en los órganos de los ciprínidos asociada con la viremia primaveral de la carpa (SVC) y con la eritrodermatitis de la carpa (CE), se trata con inyección parenteral de antibióticos, aunque la incorporación terapéutica del antibiótico al alimento (oxitetraciclina y sulfamidas) se empleó también para limitar al menos los brotes de enfermedad (Fijan, comunicación personal). Los peces que se encuentran gravemente infectados suelen estar anoréxicos, y por lo tanto no toman suficiente alimento medicado para que el tratamiento sea efectivo.

Las enfermedades sistémicas se acompañan muchas veces de lesiones externas, clínicamente visibles, y en estos casos su curación se ve favorecida sis se combina la alimentación medicada con un tratamiento químico externo adecuado, por ejemplo un baño de hemisulfato de proflavina a una dosis de 20 mg/ litro durante treinta minutos.

Los tratamientos alternativos de las enfermedades bacterianas de los peces han sido revisados por Bullock et al. (1971). Recomendamos su consulta para mayor información. Se dispone de muy pocas publicaciones referentes al empleo de alimentos medicados en los peces de agua de mar.


Parásitos Intestinales.

Históricamente, el tratamiento tradicional contra hexamita (Octomitus), protozoo que parásita el intestino de los salmónidos, consistía en una alimentación medicada con calomelanos (compuestos mercúricos) o carbasona (compuesto arsenical). En un intento para eliminar estos compuestos, en cierto modo peligroso, se introdujo el empleo de “enheptin” (2 - amino - 4. nitrotiazol) (Post y Beck, 1966). Desafortunadamente este último producto no se comercializa en la mayor parte de los países, por lo que forzosamente se ha tenido que volver al empleo de la carbasona a una dosis de 200 mg/ litro (0.2 %), incorporada al pienso, durante tres días. Un tratamiento equivalente son las sales de Epsom (sulfato magnésico) mezcladas a los alimentos a una dosis de 30.000 mg/litro (3%) y administradas durante tres días.

El mejor método de tratamiento para combatir los parásitos metazoarios intestinales consiste en incorporar a la ración óxido de di - n - butil estaño a una dosis de 25 g / 100 kg de peces durante tres días. Hoffman y Meyer (1974) publicaron una lista de tratamientos alternativos contra los parásitos, trabajo que debe consultarse para ampliar información.

Todas los compuestos se pueden mandar a preparar en la farmacia universal de emancipacion, no hay ningun compuesto prohibido (una vez fui a comprar carbonato de calcio para mi cultivo de artemias y me negaron, no sabia que se usaba para hacer cocaina, al final lo reemeplaze por otra compuesto similar que funciona), sean cuidadosos con los gramos por kilo.
Espero sea de mucha ayuda acuamigos.

_________________


avatar
Ridberth
Ciclido Diablo Rojo
Ciclido Diablo Rojo

Mensajes : 1808
Karma : 145
Fecha de inscripción : 22/01/2011
Edad : 44
Localización : Por GPS


Med:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.